practicar
practicar
practicar
post principal 1200x500-01
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow

Hoy, como parte de la celebración del Día Internacional del Libro, se inauguró el proyecto “Puntos de Lectura” del Ministerio de Justicia y Paz, en el Centro Especializado Ofelia Vincenzi Peñaranda, ubicado en San Rafael de Alajuela y alberga a población juvenil en conflicto con la ley.

La estrategia incluye talleres literarios que fomenten en amor por los libros, la práctica del ajedrez y otros juegos educativos, cursos de empaste y encuadernado como manera de impulsar la inserción social de la población privada de libertad.

“Puntos de lectura” implica todo un cambio en el modelo de gestión de las bibliotecas del sistema penitenciario, ya que estos espacios, más allá de ser simplemente un lugar donde se almacenan, clasifican y prestan libros, se convertirán en centros dinámicos de cultura donde la población privada de libertad explorará su creatividad y se formará en el terreno artístico, en instalaciones remozadas y cómodas. 

“Abrir estos espacios para lectura es apostar por el espíritu humano, que nunca se da por vencido y siempre puede ver más allá de sus condiciones actuales y del tiempo que le ha tocado vivir; eso es lo que queremos para las personas privadas de libertad, que lean para que nunca se conformen y se sientan capaces de escribir su propia historia, siempre nueva, con esperanza e ilusión”, expresó la ministra de Justicia y Paz, Fiorella Salazar Rojas.

El proyecto de biblioteca en algunos centros penales del país surgió desde el 2018 y se prevé que pronto se establezcan en el CAI Luis Paulino Mora, la UAI Reinaldo Villalobos (ambos en el Complejo Occidente, San Rafael de Alajuela) y el CAI Antonio Bastida (Pérez Zeledón), pero se pretende llegar a cubrir eventualmente todos los centros penales del país.

“Los libros son una puerta más a la libertad, la imaginación y el desarrollo de cada persona. Por esta razón, hoy se da el lanzamiento de “Puntos de lectura”, con el objetivo de que las personas privadas de libertad tengan más y mejores herramientas para su ocupación laboral y el estudio”, explicó la Viceministra de Justicia, Viviana Boza Chacón.  

Gracias a alianzas externas es que se obtienen variados libros, tales como: Fundación Arte de Vivir, que también impartirá talleres; la Universidad Nacional (UNA); Editorial Costa Rica; y Eduvisión; así como la Fiscalía Penal Juvenil, que proporcionó la pintura y estantes del Haru Wells.

Sylvie Durán Salvatierra, jerarca de Cultura, expresó que la inserción de las personas privadas de libertad es una labor indispensable de toda sociedad, y que pasa por la información, la cultura, la educación y la recreación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *