practicar
practicar
practicar
post principal 1200x500-01
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow

Protección, cuido, alimentación, amor, entre otros, reciben los niños y niñas (0 a 13 años de edad) de padres que participan en la cosecha de café (59 familias), en los cantones de Naranjo desde el 2018 y actualmente de San Ramón de Alajuela.

Los responsables del bienestar de estos menores de edad viene de una alianza público- privada, por parte de la Dirección Nacional de CEN-CINAI, la compañía Nespresso de San Ramón y la finca cafetalera de la señora Lidia Matamoros de San Rafael de Naranjo.

Parte de la recreación de los menores mientras están en el centro de cuido.

De tal manera que, los pequeños evitan exponerse al trabajo infantil y a riesgos que se generen dentro del cafetal, y por el contrario, conviven con atención, entretenimiento y compañía en el CEN-CINAI, mientras sus padres trabajan en paz.

El proyecto dio inicio hace tres años en el CEN-CINAI de Naranjo y para este 2021 se incluyó al de la Candelaria y Barrio Corazón de Jesús de ese cantón y al ramonense, esto además de dar más acceso a la población, promueve mayores controles en los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud.

Otro beneficio para esos infantes es: transporte en buseta aportada por los dueños de las fincas hasta los centro de cuido, para que de 6 a.m. a 4:00 p.m estén tutelados por personas capacitadas.

Además del apoyo que reciben los menores de edad en nutrición preventiva y protección infantil, pueden acceder al servicio especializado del equipo interdisciplinario de psicología, terapia  de lenguaje y  terapia  física.

Alexis Acuña, administrador de la finca de la señora Lidia Matamoros exteriorizó que “una de las mayores preocupaciones nuestras son los niños en el cafetal, hace años hemos venido viendo cómo hacemos para que los niños no estén dentro del cafetal y entonces contactamos a CEN-CINAI. Los padres están tranquilos de qué mientras ellos trabajan sus hijos están bien cuidados, bien alimentados y a la vez recibiendo una educación con técnicas para la vida”.

Según Mariana Chinchilla, encargada del CEN-CINAI de Naranjo, la idea es continuar con el proyecto en los años venideros y qué se expanda a otras fincas cafetaleras y que más niños y niñas accedan a los servicios de CEN-CINAI en diferentes comunidades de la zona.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *