practicar
practicar
practicar
post principal 1200x500-01
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow

Hoy se realizaron 18 allanamientos en distintas partes del país, entre ellos, en el centro penitenciario La Reforma en San Rafael de Alajuela, donde la sección de Fraude del Organismo de Investigación Judicial (OIJ),localizaban a personas que desde esta cárcel estafaban a terceros utilizando la llamada telefónica.

Según las declaraciones de Walter Espinoza, director del OIJ, la banda opera desde La Reforma y es liderada por un preso (delitos de homicidio y contra la propiedad) identificado como Edwin Tencio Rodríguez, quien además, trabaja con familiares que le apoyan en la acción delictiva.

«Este es un grupo criminal que desde La Reforma ha articulado acciones que junto con personas que están en el exterior para contactar a terceros, obtener datos que están relacionados con sus cuentas y así sustraer grandes cantidades de dinero, de esta manera en los últimos meses han logrado realizar una gran cantidad de estafas que lindad un perjuicio cercano a los 500 millones de colones». acotó Espinoza.

La banda al mando de Tencio, desde lo interno del centro penitenciario, y con la utilización de teléfonos celulares con acceso a internet lleva meses efectuando las estafas, mismas que se caracterizan por engaño, ardid y convencimiento hacía terceros de quienes obtienen datos para luego acceder a depósitos bancarios y posteriormente depositarlos en una cuenta del grupo criminal.

El OIJ comprobó que además, del líder y su banda, tres empleados públicos entre ello, un policía penitenciario (ya detenido), así como dos  mandos directivos más, colaboraban también, con ellos.

Al parecer, los funcionarios brindaban permisividad en cuanto a ubicar a líder en ámbitos donde realiza sus acciones de forma libre y mediante a la tecnología para su desarrollo.

Otros datos reportados por el OIJ, señalan a el hermano y padre de Edwin Tencito, ayudaban a la logística de estos delitos, tanto así que compraron una finca en la Catira de San Carlos, aunado a ello, compraron un Taxi para la movilización constante.

También, el dinero que captaban, lo invertían en bienes inmuebles y que colocaban a nombre de más familiares para de esa forma lavar el dinero. Según las investigaciones avanzadas del OIJ.

Las pesquisas seguirán a cargo de las autoridades judiciales continuarán hasta detener a todas las personas involucradas, alrededor de 18, en total. Ya 10 fueron detenidas y puestas a las ordenes el Ministerio Público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *