practicar
practicar
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow

Tras el verano, la temporada lluviosa ingresará con mayor presencia en el Valle Central para el próximo mes de mayo y se pronostica sea de normal a fuerte según avance y sin fenómeno de niño y niña, dando un clima neutral, condiciones no tan frías ni tan cálidas, así lo anuncia el Instituto Meteorológico Nacional (IMN).

En cuanto a la temporada de ciclones el IMN indica que se mantendrá por arriba de lo normal, entre 12 a 14 ciclones que podrían convertirse a tormentas tropicales, para posteriormente al menos 4 a 7 pasarían a ser huracanes de categoría 1 u 2, pero de forma intensa se reportan solo uno o dos eventos, dentro del lapso de tiempo del 1 de junio al 30 de noviembre.

Las primeras lluvias se acercarán para la siguiente semana para varias regiones del país, inicialmente en el pacífico sur, para finales del mes de abril el pacífico central, para mayo se darán en el resto del sectores, aumentando la cantidad para junio, haciendo una pausa de canículas a mitad de año y cerrando el último trimestre con intensidad de precipitaciones en zonas como el pacífico, valle central y zona norte occidental.

CNE Preparada:

Luego del anuncio del IMN, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), hizo informa que, se preparan con acciones a nivel nacional para atender de la mejor manera situaciones que se generen en la temporada lluviosa.

“Con base en los pronósticos de lluvia emitidos por el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), la CNE aumentó las capacidades de atención y respuesta ante cualquier evento adverso y mantiene una constante coordinación con los entes técnicos para monitorear el comportamiento del tiempo y tomar las medidas necesarias para asistir a la población”, dijo Alexander Solís, presidente Ejecutivo de la CNE.

Parte de las medidas a tomar son:

  • Realizar monitoreo constante en 1.462 comunidades identificadas como vulnerables por inundaciones, deslizamientos, actividad volcánica, gracias al apoyo de los comités locales alrededor del país.
  • 500 puestos para radio ubicados en todo el territorio nacional, ya sea en casas de habitación de colaboradores, Comités Municipales de Emergencias (CME), instituciones de primera respuesta y miembros de los comités, los cuales vigilan cuencas de ríos, deslizamientos, represas, actividades volcánicas, entre otros.
  • Recurso humano capacitado en varias áreas de atención y profesional.
  • 21 bodegas para atención. La CNE dispone de dos bodegas en la provincia de San José. Una para la atención de emergencias y preparativos y otra para la atención de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19. 
  • inversión de más de ₡82 mil millones en una cartera de 265  proyectos de reconstrucción y recuperación lo que permite reducir la incidencia de inundaciones o deslizamientos. Entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *