practicar
practicar
practicar
post principal 1200x500-01
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow
  • Los chapines lograron el pase por la ventaja en el gol de visita.

El actual monarca de Liga Concacaf se vio doblegado en la primera fase ante un conjunto que actualmente se posiciona en los últimos lugares de la máxima categoría del fútbol guatemalteco. Con el empate de 2-2 en el Morera Soto y con global de 3-3, el Guastatoya dio la sorpresa eliminando a la Liga Deportiva Alajuelense (LDA) en octavos de final.

El cuadro manudo salió con un equipo pesado a la cancha, con nombres como Johan Venegas, Marcel Hernández, Bryan Ruíz, Alex López, Daniel Arreola, Giancarlo González y Alonso Martínez y en 30´ minutos de juego parecía tener todo enrumbado a una cómoda victoria.

Al minuto 21´ Venegas anotó el primer tanto y, al 28´, en una gran sucesión de pases entre Hernández y Martínez en el último cuarto de cancha, finalmente el joven volante la mandó dentro de los tres postes defendidos por Adrián De Lemos.

El segundo tiempo marcó el debut de Celso Borges quien ingresó a los 14´ minutos, sin embargo, también un amargo episodio para los rojinegros en La Catedral.

Esto debido a que al 36´, en medio de varios rebotes, al final Omar Domínguez desvió el balón hacia portería y anotó el descuento, lo que aún dejaba con vida al equipo de la visita y con tiempo suficiente para dar la sorpresa.

Y así fue, los chapines buscaron de manera aguerrida el segundo gol y lo consiguieron a un minuto del final.  Luis Ángel Landín, viejo conocido del fútbol costarricense que militó en Herediano y Pérez Zeledón, marcó el 3-3 global en un agónico cierre.

En la Liga pesaron al final todas las chances de gol que se les presentaron, pero no concretaron, en especial una de Hernández en un mano a mano con el guardameta del Guastatoya.

Y de esta manera el campeón de Liga Concacaf queda fuera del torneo y también sin posibilidades de asistir a la máxima competición a nivel de clubes del área, la Liga de Campeones. Una fugaz participación en donde el propio técnico Luis Marín aceptó que, “la palabra fracaso y ridículo cabe perfectamente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *