practicar
practicar
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow

1.750 fincas del sector ganadero de Costa Rica continúan desarrollando medidas de adaptación, mitagación y aumento de rentabilidad, debido a los retos del cambio climático y otras circunstancias como la actual guerra de Rusia en Ucrania.

Y así como éstas, otras propiedades finqueras y sus productores buscan integrarse al al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y a las instituciones del sector ganadero para implementar las medidas de la NAMA Ganadería.

Gracias a estos cambios, bajan sus costos, son más resilientes y pueden desarrollar su actividad productiva de una forma más eficiente. 

El ministro de Agricultura y Ganadería, Renato Alvarado Rivera, explicó que en sus fincas los ganaderos implementan medidas como pastoreo racional, fertirriego de purines y bioles, cosecha de agua de lluvia, establecimiento de banco forrajero, manejo de registros, mejoramiento de pasturas y ambientes ganaderos protegidos, entre otras prácticas.

«El objetivo es generar un cambio sustancial en la forma que los productores vienen trabajando y que les permiten adaptarse al cambio climático. Hemos logrado que cada ganadero contribuya a fortalecer la integración de la familia y el compromiso de cada miembro con la sostenibilidad de la unidad productiva», dijo el jerarca.

Las ventajas de los productores que se capacitan son: fondos no reembolsables y acceso al financiamiento adaptado a sus necesidades particulares. Además, acceso a mercados diferenciados aprovechando las ventajas comparativas de la actividad ganadera nacional, la cual es baja en emisiones, libre de deforestación y en pastoreo, con un alto índice de respeto por la biodiversidad y el bienestar animal. 

Otro elemento importante es que estas fincas con mediciones de su balance de emisiones serán las primeras en recibir el pago por el incremento en carbono en suelos (COS) del cual Costa Rica será pionero y ejemplo a replicar a nivel mundial.

La meta que se busca para finales de este año es de 1.773 fincas que se unan al programa.

En la elaboración de los planes de finca y la definición de las tareas que deben realizarse participa toda la familia productora, con sus aportes y experiencias, lo que ha contribuido con lo que fortalece la integración de la familia y el compromiso de cada miembro con la sostenibilidad de la unidad productiva. 

Para formar parte de este proceso pueden solicitar información en las redes sociales del MAG y en la página del programa NAMA Ganadería www.fb.com/namagaderia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *