practicar
practicar
practicar
post principal 1200x500-01
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow

Tanto cuatro personas de atención directa, así como un residente permanente del Hogar al Buen Samaritano, ubicado en Desamparados de Alajuela faltan por recibir la vacuna contra Covid-19, por ello, reclaman al centro de salud Marcial Rodríguez Conejo atender su llamado lo antes posible.

Allí, brindan alimentación y hospedaje, además psicológica, trabajo social, entre otras, a personas mayores de 65 años, quienes vivieron en condición de calle, en el cantón central de Alajuela, por ende forma parte de la lista de hogares de larga estancia, los cuales priorizó el Ministerio de Salud dentro del grupo#1 de vacunación al inicio del proceso.

Por lo anterior, Kattia Herrera, administradora del hogar y una de las faltantes de la dosis levanta la voz por sus compañeros ya que, a su parecer, al ser un centro prioritario por categoría de Salud, todos: residentes y funcionarios debieron ser vacunados meses atrás y no fue así, «desde diciembre llamaron para enviar la lista de personas del hogar a la clínica, pero no llegaba la vacunación, luego publiqué en la página que esperábamos la visita, pero solo a 21 adultos mayores vacunaron en marzo anterior y las demás personas no», expresó. 

«No hay sentido en inmunizar a los adultos mayores y a los que estamos directamente con la atención de ellos no, hay igual exposición de riesgo y no nos dan explicaciones, de la clínica nos dicen que debemos esperar, siento que el trato no fue como un lugar de larga estancia, sino como una casa que da cuidado esporádico», agregó Herrera.

Consultamos al área de salud Alajuela Norte el por qué del caso y la respuesta de Andrea Vásquez, jefa de trabajo social del área es la siguiente:

«Sobre el buen samaritano, no se puede vacunar a los funcionarios de dicho hogar, por cuánto no cumple con los criterios para ser incluidos dentro del grupo 1. Según el lineamiento de vacunación pagina 12 y 13 los centros que se incluyen deben ser parte del CONAPDIS y ellos no cumplen este requisito. Desde la Jefatura de Enfermería se les pidió que enviaran información y ellos nos indicaron que no contaban con dicha vinculación. Es importante mencionar que se vacunaron a la población interna adulta mayor que si estaba cubierta por el lineamiento», argumentó. 

Algunos de los trabajadores del Buen Samaritano recibieron la dosis por situaciones particulares, pero hasta hace pocas semanas, al igual que adultos mayores restantes llamados en estos días recientes donde se integró el grupo#3 (personas entre los 18 a 57 años de edad y con factores de riesgo).

Herrera, envió dos cartas a la dirección médica del centro de salud, una el lunes anterior de forma virtual y una física el jueves de esta misma semana, ambas con la intención de exponer la preocupación por recibir en su totalidad la vacuna, aunque hasta hoy no ha recibido respuestas.

Parte del documento enviado por la administración del Buen Samaritano a la clínica Marcial Rodríguez.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *