practicar
practicar
practicar
post principal 1200x500-01
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow

10 horas de una cirugía a una paciente vecina del cantón de Grecia y quien padece un cáncer de difícil tratamiento culminó con éxito para ella, gracias al trabajo del equipo médico del Hospital San Rafael de Alajuela (HSRA).

A la mujer de 44 años de edad, se le realizó un procedimiento conocido como citorreducción y quimioterapia hipertérmica intraoperatoria, ya que presentaba un malestar complicado de tratar con fármacos que comprometía su vida y que debía recibir atención pronta.

La doctora Karen Rodríguez Segura, directora del hospital, explicó que en adelante los pacientes con enfermedades malignas en la superficie peritoneal tendrán esperanza de mejorar su calidad de vida, prolongar su vida e incluso de alcanzar la curación.

Cuando se logra alcanzar una extirpación quirúrgica completa de la enfermedad, asociada a la administración de quimioterapia hipertérmica intraoperatoria, los pacientes pueden tener una oportunidad de curación mayor al 80% dijo la doctora Rodríguez.

La cirugía estuvo a cargo de un equipo de especialistas del centro de salud alajuelense, y además, contó con el apoyo de dos doctores de una clínica privada norteamericana, quienes costearon sus pasajes para participar de la operación.

“Fue vital el apoyo del doctor Sanjoy Saha de y de Steve Davis quienes costearon sus gastos y ofrecieron acompañamiento y capacitación al equipo quirúrgico de nuestro hospital, además la empresa privada facilitó una máquina especializada de quimioterapia hipertérmica, indispensable para la irrigación en la cavidad abdominal de la paciente” sostuvo la directora del centro hospitalario.

Novedoso procedimiento

El novedoso procedimiento citorreducción y quimioterapia hipertérmica intraoperatoria consiste en: hacer una incisión, extirpar el tumor para luego irrigar de manera continua la cavidad abdominal con un medicamento quimioterapéutico especializado. La cirugía concluye con la reconstitución del tracto digestivo y el cierre de la cavidad abdominal.  

Terminada la cirugía la paciente se trasladó a la unidad de cuidados intensivos donde permaneció 2 días, ahora está en su casa de habitación restableciéndose.

Este hecho marca un antes y un después en la oncología de nuestro país, ya que no solo beneficia a la paciente ya tratada, sino que abre una gran oportunidad para que como institución se siga beneficiando a más personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *