practicar
practicar
practicar
post principal 1200x500-01
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow

Parte de lo fundamental en la vida de los menores de edad es que sepan afrontar muchas situaciones que les ayuden a conseguir un futuro adulto de provecho. Entre ellas: superar desafíos y circunstancias inesperadas, desarrollar la empatía, tener confianza en las propias capacidades, asumir retos personales, enfrentar los temores o aprender del fracaso.

Por lo anterior y con el reciente escenario del retorno a clases, conozca los procesos que influyen desde la niñez para la formación de una vida plena en la adultez.

De acuerdo con Cristhiam Álvarez, gerente de Impacto de World Vision se distinguen tres etapas en lo que podría denominarse como “habilidades para la vida”.

La primera etapa responde a las habilidades fundamentales, estas se consolidan aproximadamente en los primeros cinco años de vida, son críticas porque son punto de partida de las demás habilidades y se trata de destrezas de
percepción, motricidad, ritmo y lenguaje.

La segunda etapa, sucede entre los 6 y los 11 años, cuando la niña o el niño consolidan habilidades para memorizar,
analizar, tomar decisiones, resolver problemas y desarrollar la empatía, entre otros logros, apuntó Álvarez.

La tercera etapa, llega a partir de la adolescencia cuando se fortalecen las habilidades aplicadas, que conforman el tercer paso y que se refieren al establecimiento de metas, la toma de decisiones, los estilos de vida saludables, el
manejo del estrés, la resiliencia, la ciudadanía, el liderazgo y el emprendimiento.

“En este sentido, las habilidades para la vida se van desarrollando como un encadenamiento en el que es necesario trabajar lo fundamental y lo esencial para llegar a las habilidades aplicadas”, explicó el experto.


Más herramientas: usted como persona adulta al cuido de menores de edad puede seguir los siguientes cinco consejos
prácticos y estimular dichas destrezas desde la infancia.

*Provoque el juego: jugar es la manera en que la niñez aprende, modela y ensaya situaciones que luego enfrentará en la vida real. Ofrezca a los menores de edad tiempo y espacio para jugar libremente, en especial con situaciones que les reten a usar la imaginación y la creatividad.

*Incentive el arte: encuentre actividades artísticas en los que las personas menores de edad puedan expresar sus pensamientos y sentimientos, independientemente de la disciplina artística elegida esta será una magnífica
oportunidad para formar habilidades, por ejemplo, el teatro contribuye con las habilidades de atención y concentración, manejo emocional y empatía, así como la creatividad.

*Entre más temprano mejor: la estimulación temprana es una aliada ineludible para garantizar el desarrollo de las posteriores habilidades esenciales y aplicadas. Busque maneras de estimular las distintas destrezas cognitivas,
sensoriales, motrices y emocionales en las etapas iniciales de desarrollo del niño y la niña.

*Conozca de los pasatiempos: mantenga comunicación con las personas menores de edad para conocer sus intereses y pasatiempos. Bríndeles espacios y oportunidades como grupos, clubes, o equipos deportivos para
practicar sus pasatiempos y profundizar en sus intereses desde la perspectiva de las habilidades para la vida; esto les permitirá explorar su talento y vocación.

¿Le interesó el tema, desea más información? Ingrese al siguiente link : (https://ismart.worldvision.cr/). Plataforma que, también contiene actividades para ponerlas en práctica y fortalecerlas.

Cualquier donación u otro detalle acerca de la organización Word Visión contáctelos al correo info@worldvision.cr o llamando directamente al (+506) 2547-1717.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *