practicar
practicar
practicar
post principal 1200x500-01
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow
  • Los estadounidenses se quedaron sin su portero titular justo antes de finalizar el primer tiempo.

Este martes se jugó el partido por los octavos de final de Liga de Campeones Concacaf entre la Liga Deportiva Alajuelense (LDA) y el Atlanta United de la MLS. Una acción de penal polémica sancionada por el juez principal, inclinó la balanza para que el partido finalizara 0-1 a favor de los estadounidenses.

El Atlanta no se guardó nada, a pesar de venir sin ritmo de competición, llegó a complicarle el juego a Alajuelense, tanto así que los manudos no tuvieron respuesta en todos los primeros 45 minutos ante el dominio de los de la MLS y obligaron al arquero Leonel Moreira a lucir su mejor nivel con varias atajadas salvadoras.

Pero al minuto 43 el partido dio un giro inesperado, en un buen ataque de Alajuelense, Marcel Hernández quedó mano a mano con el portero rival, Brad Guzan, quien salió con todo a despejar y se llevó a su paso al delantero cubano. El juez central iba con la cartulina amarilla en mano, pero tras los constantes reclamos de los jugadores manudos cambió su decisión y expulsó al guardameta.

En su lugar ingresó Rocco Ríos-Novo, arquero de la filial del Atalanta que apenas fue presentado con el primer equipo esta semana.

Parecía que el segundo tiempo podía ser ventajoso para los de casa por tener un hombre de más en el campo, sin embargo, apenas inició el complemento surgió la acción polémica que cambió el partido por completo.

José Salvatierra se barrió en el área para despejar un centro y el arbitro central hondureño, Said Martínez sancionó mano en el área y a pesar de que el lateral manudo reclamó que la bola impactó en su rostro, incluso mostrando como salía sangre de su nariz por el golpe, el juez no cambió su decisión.

Ezequiel Barco no falló desde los 11 pasos y marcó el único gol del juego al minuto 49.

Alajuelense fue dueño del balón después de esta acción y concretó muchas jugadas al ataque, pero sin efectividad en el área. En su intento desesperado por empatar, la Liga lo intentó por los costados y mandando centros, pero el balón nunca ingresó a portería.

Ahora la serie se pone cuesta arriba para Alajuelense, que deberá remontar la serie en territorio rival el próximo martes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *