Paute aquí
practicar
practicar
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) los casos de cáncer en costarricenses podrían alcanzar los 18. 000 registros nuevos para el año 2025, situación que alarma, especialmente este viernes 4 de febrero, Día Mundial Contra el Cáncer.

En el 2019 Costa Rica llegó a tener 24.292 defunciones, de las cuales 5.501 fueron por cáncer, lo que lo constituye en la segunda causa de muerte. Un total de 102 personas mueren por 100.000 habitantes en edades de 36 a 64 años.

Y aunque las cifras son grandes y de cuidado, las soluciones para evitar más muertes por este padecimiento son también, evidentes, así lo plantean especialistas oncológicos del Centro de Radioterapia Siglo, ofreciendo alternativas de tratamiento confiables como la radioterapia, e instando a la población a disminuir los factores de riesgo que impulsan su padecimiento.  

«Las muertes por cada cien mil habitantes en relación a la edad se disparan en pacientes mayores de 65 años, ya que se presenta una tasa de mortalidad de 816 por 100 mil habitantes», explicó el oncólogo radioterápico, doctor Arnoldo Zúñiga, de Radioterapia Siglo XXI. 

En las mujeres encabeza la lista de mortalidad el cáncer de mama, con 366 muertes en el 2019. En segundo lugar, el cáncer de estómago 201, colón 173 y cérvix con 104. En los hombres el cáncer de próstata fue el que cobró más vidas: 428 hombres. En segundo lugar, el cáncer de estómago con 351 fallecidos y en tercer lugar el cáncer de pulmón con 213, seguido por colón con 146; e hígado con 97 muertes. 

Por lo anterior, la radioterapia se usa para tratar el cáncer y el criterio médico puede ser curativo, para impedir que regrese el tumor o detener, así como para hacer más lento su crecimiento.     
 
«Con los tratamientos de radioterapia el paciente no porta ninguna fuente radiactiva y por tanto no la emitirá en ningún momento. En algunos casos, la calidad de vida del paciente no se ve muy afectada por lo que puede mantener su vida personal y profesional», aseguró el oncólogo de Radioterapia Siglo XXI. 

  • Dentro de las ventajas de la radioterapia están:
  • La radiación incidiendo sobre el cuerpo no duele, pero el efecto que posteriormente tendrá sobre el tejido dependerá del tratamiento y de la zona a tratar, por lo que en algunos casos se requieren analgésicos. 
  • No requiere internamiento hospitalario ni anestesia. 
  • No genera radiación. No hay ningún riesgo asociado a que el paciente se acerque a cocinas, microondas, ordenadores, etc. La única recomendación al respecto es evitar el sol directo en la zona de radiación. 
  • No afecta otras partes del cuerpo: la tecnología actual permite impartir el tratamiento controlando con gran precisión la posición y forma del tumor en el cuerpo del paciente sin afectar otras zonas.  
  • No produce perdida de cabello: la radioterapia es local, esto evita la caída del cabello en la mayoría de los casos, pues todo depende de la localización del tumor. 
  • No indispone con náuseas ni vómitos, excepto en algunos en tratamientos abdominales, como dificultad deglutoria por la inflamación del esófago, tos por la irritación de los conductos respiratorios; y a nivel abdomino-pelviano irritación intestinal con episodios de diarreas. Todas estas sintomatologías son totalmente tratables y transitorias.  


    El oncólogo recalca que, «el paciente sometido al tratamiento radiante puede seguir su vida cotidiana sin sufrir modificaciones, o parcialmente y, en el caso de no poder, va a depender de la evolución de su padecimiento y la región a irradiar». Aunado a lo anterior, el doctor insiste en mantener buenos hábitos de vida, integrando ejercicio, comida saludable y evitando consumo de sustancias dañinas como alcohol y tabaco para no desarrollar la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *